Ni bueno ni malo

Me siento más conectada con mi madre cuando nos reímos juntas, cuando nos abrazamos, cuando ella disfruta comiendo algo sabroso…. Así se crea una intimidad que nos permite comunicarnos a niveles de esencia. Sobran las palabras. De joven estaba tan ocupada con mi vida y mis quejas sobre mi madre que era incapaz de verSigue leyendo «Ni bueno ni malo»

La tarta de la ¨mamma¨

Aunque mi madre y yo nos queremos un montón, en realidad nunca tuvimos una relación fácil. Sin embargo, su enfermedad nos ha brindado un vínculo más estrecho y entrañable, nos miramos constantemente a los ojos, masajeo sus piernas, acaricio sus manos y su cara, ella levanta la cara para que la bese una y otraSigue leyendo «La tarta de la ¨mamma¨»

Continúo Soñando

Estoy felizmente casada con Peter Watt y tengo dos hijos, Charles, de 22 años y Matthew, de 23. Nací en 1958 en un pequeño hospital de pueblo y crecí en una comunidad agrícola cercana a Cleve, en el sur de Australia. Me diagnosticaron una extraña forma de demencia, posiblemente semántica, cuando tenía 49 años ySigue leyendo «Continúo Soñando»