Mejor cuando pinto

Esta es la historia de cómo enfocar el Alzheimer desde la perspectiva del bienestar. Y en el caso de mi madre, la historia de una artista que recupera la confianza para firmar sus pinturas y exhibir su obra. De personas que recobran su sentido de identidad en lugar de ir perdiéndolo progresivamente. En los cuadros se refleja el espíritu decidido de mi madre, su entusiasmo y su empeño vital. Orientada por los estudiantes de arte, su creatividad nos enseña que no debemos rechazar, ni subestimar, lo que se esconde justo debajo de la superficie.

Aprender de las experiencias de Hilgos, y de tanta otra gente con trastorno de la memoria que ha renovado el sentido de identidad mediante la actividad creativa, puede ayudarnos a pensar en el Alzheimer de una nueva forma. Pintando, mi madre parecía ciertamente revivir. Quiero compartir estas experiencias con la esperanza de que ayuden a mostrar cómo nuestra sociedad puede afrontar el reto del Alzheimer, y de otras enfermedades mentales, no sólo buscando nuevos tratamientos médicos (que pudieran evitar o al menos ralentizar la progresión de la enfermedad) sino también con el poder curativo y comunicativo de las artes creativas.

A la muerte de Hilgos se creó la fundación que lleva su nombre. La institución otorga premios a los estudiantes del Art Institute of Chicago y les permite trabajar con personas que padecen problemas de trastorno de memoria. A raíz de este premio surgió un movimiento que ha traspasado los límites de Chicago y se ha extendido por EE. UU. y otras partes del mundo. También hemos hecho un documental sobre el impacto positivo del arte y otras terapias creativas en personas con Alzheimer.

Nuestra intención es ayudar a toda la gente posible a cambiar sus vidas por medio de la actividad creativa, ya sea la pintura como también la música, los juegos, la escultura, el baile, las conversaciones de arte, el canto, o actividades cotidianas como la cocina o la jardinería.

Los neurólogos especialistas en Alzheimer y otros doctores me han ayudado a comprender por qué estas terapias pueden ser tan útiles, destacando el hecho de que despiertan áreas del cerebro que no han sido afectadas por la enfermedad. Esperamos que nuestra historia, y otras historias de esta película, resulten didácticas para las personas afectadas por el Alzheimer.

www.irememberbetterwhenipaint.com

Berna Huebner, EE.UU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *