Continúo Soñando

Kate Swaffer, diagnosticada con demencia semántica Australia

Me diagnosticaron una extraña forma de demencia, posiblemente semántica, cuando tenía 49 años y mi vida ha cambiado desde entonces de una forma que es difícil de comprender.
La demencia representa el dejar de soñar; es una larga e implacable odisea de un único sentido hacia la oscuridad, ensombrecida por una niebla densa e inexorable. Y sin embargo, a pesar de la demencia, he encontrado formas para seguir soñando y me esfuerzo cada momento de cada día por desarrollar un enfoque más positivo sobre la enfermedad, sobre la incapacidad, la demencia y la muerte, y verlas como los regalos en los que se han convertido; por ahora, mi vida sigue siendo interesante, activa y muy satisfactoria. Mi lema diario sigue siendo vivir cada día como si fuese el último, ¡por si acaso lo fuese! Junto a mi familia y amigos íntimos que han seguido a nuestro lado, luchamos por continuar estando lo más unidos y conectados posible, mientras nos apoyamos unos a otros en este viaje tan movido en el “Tren de la Demencia”, compartiendo tanto tiempo y amor como es humanamente posible

Leer más