Presente de indicativo

Paz y su padre España

Mi relación con mi padre ha evolucionado a un punto en el que lo único que tratamos es el “presente de indicativo”. El presente inmediato. El aquí, ahora. A mi padre no le gusta que le pregunte que ha hecho el rato anterior a mi llegada o que plan tiene para esa tarde. Ni siquiera el plan, que vendrá más adelante en su rutina. No le gustan estas preguntas porque dice que se siente examinado. Cuando estoy con él, comparto la serenidad y la alegría de pasar un rato juntos. Le voy a ver a la hora de comer. Me siento con él en el comedor y le veo comer. Le pregunto si le gusta lo que esta comiendo. Le comento que tiene buena pinta el plato que tiene frente a el que debe estar buenísimo. Le hago cumplidos a su aspecto físico y a la ropa que lleva. Y le digo que le quiero

Leer más