La magia ocurre

Jeanette y su madre Dorothy U.S

Cuando puedo estar en ese lugar de sinceridad y escucha, la magia ocurre. La propia capacidad de Dorothy para comunicarse conmigo sobre su vida interior se pone más de manifiesto. Ella es como el láser en su claridad emocional. Se puede comunicar con las manos, con palabras –unas veces con claridad, otras veces no–, con la inflexión de su voz y con la expresión facial. Debo permanecer muy presente para recibir estos regalos. Yo siento un amor enorme por ella, y siento su amor y su ‘conexión’ conmigo. Las dos necesitamos y valoramos estos momentos juntas.
Esta complicación en su vida, el hecho de que su cerebro vaya desapareciendo poco a poco, me ha aclarado quién es ella para mí. He descubierto que la quiero más de lo que creí posible querer a nadie, siento que ese amor se irradia a otras relaciones de mi vida, y siento que se irradia en mí

Leer más